El IDHM

En 2012, el PNUD Brasil, el Ipea y la Fundación João Pinheiro asumieron el desafío de adaptar la metodología del IDH Global para calcular el IDH Municipal (IDHM) de los 5565 municipios brasileños. Dicho cálculo se realizó usando datos de los últimos tres Censos Demográficos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) (1991, 2000 y 2010), de acuerdo con la malla municipal existente en 2010. Este último requisito implicó, para efectos de comparabilidad en el tiempo, un minucioso trabajo de compatibilización de las mallas municipales existentes en 1991 y el 2000 con la de 2010. Tras producir el IDHM de los municipios brasileños, las tres instituciones asumieron el nuevo desafío de calcular el IDHM a nivel intramunicipal de las regiones metropolitanas del país: esta vez, para las unidades de desarrollo humano (UDH).

El IDHM brasileño se basa en los mismos tres factores del IDH Global (longevidad, educación e ingresos), pero va más allá, pues adapta la metodología al contexto brasileño y a la disponibilidad de indicadores nacionales. Aunque midan los mismos fenómenos, los indicadores abarcados por el IDHM son más adecuados para evaluar el desarrollo de los municipios y regiones metropolitanas brasileñas.

Así, el IDHM, incluidos sus tres componentes —el IDHM Longevidad, el IDHM Educación y el IDHM Ingreso —, nos cuenta un poco de la historia de los municipios, estados y regiones metropolitanas en función de tres aspectos importantes de desarrollo humano en el transcurso de dos decenios.

Además de estos índices, el Atlas de Desarrollo Humano en Brasil proporciona más de 200 indicadores socioeconómicos que permiten calificar mejor y ampliar el análisis del desarrollo humano en los municipios y regiones metropolitanas del país.

Por qué el IDHM es importante
Contrapunto al PIB
El IDHM promueve el concepto de desarrollo centrado en las personas en vez de una visión del desarrollo limitada al crecimiento económico.
Comparación entre municipios
Al sintetizar una realidad compleja en una sola cifra, el IDHM y sus tres componentes permiten comparar los territorios brasileños y su evolución en el tiempo.
Incitación a la mejora
La clasificación basada en el IDHM incita a los formuladores e implementadores de políticas públicas que actúan a nivel municipal a orientar sus acciones y decisiones a la mejora de las condiciones de vida de las personas.
Cómo se calcula el IDHM

El objetivo a la hora de elaborar la metodología de cálculo del IDHM fue adecuar la metodología del IDH Global para:


a)
Ajustar la metodología al contexto brasileño, buscando indicadores más adecuados para evaluar las condiciones de núcleos sociales más acotados.
b)
Adaptar la metodología del IDH Global a los datos recogidos en los Censos Demográficos brasileños con el fin de garantizar, mediante el uso de una sola fuente de datos, la comparabilidad entre todas las unidades federativas, los municipios, las regiones metropolitanas y las unidades de desarrollo humano.

La vida larga y saludable se mide en función de la expectativa de vida al momento del nacimiento usando un método indirecto a partir de los datos de los Censos Demográficos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Este indicador muestra el número promedio de años que viviría una persona en un determinado lugar a partir del nacimiento si se mantienen los mismos índices de mortalidad.


El acceso al conocimiento se mide a partir de dos indicadores. La escolaridad de la población adulta se mide de acuerdo con el porcentaje de personas de 18 años o más que hayan cursado la enseñanza primaria completa; este indicador tiene un coeficiente 1. El flujo escolar de la población joven se mide calculando el promedio aritmético del porcentaje de niños de 5 a 6 años que van a la escuela, del porcentaje de jóvenes de 11 a 13 años que se encuentran en los últimos años de la enseñanza primaria, del porcentaje de jóvenes de 15 a 17 años que han terminado la enseñanza primaria y del porcentaje de jóvenes de 18 a 20 años que han terminado la educación secundaria; este indicador tiene un coeficiente 2. Esta medida hace un seguimiento de la población en edad de escolarización en cuatro momentos importantes de su formación, lo que ayuda a los gestores a determinar si los niños y jóvenes están cursando los ciclos educativos adecuados para su edad. El IDHM Educación es el promedio geométrico de estos dos componentes. Los datos usados son los del censo demográfico del IBGE.


El estándar de vida se mide en función del ingreso municipal per cápita, a saber, los ingresos promedio de los habitantes de la localidad en cuestión. Es la suma de los ingresos de todos los habitantes dividida por el número de personas que viven en el municipio, incluidos los niños y las personas que no acreditan ingresos. Los datos usados son los de los censos demográficos del IBGE.

Cómo leer el IDHM
El IDHM es una cifra que varía entre 0 y 1. Mientras más se acerque a 1, mayor es el desarrollo humano de una unidad federativa, un municipio, una región metropolitana o una UDH.
IDH Global
Como punto de referencia, en el Informe sobre Desarrollo Humano Global de 2014, el PNUD presentó el IDH de 187 países y territorios. La metodología usada en 2014 para calcular el IDH Global comprende cuatro variables.
Para la salud, se usa la esperanza de vida al nacer. Para la educación, se combinan dos variables: el promedio de años de estudio de la población de 25 años o más y la expectativa de años de estudio. Para los ingresos, se usa el Ingreso Nacional Bruto per cápita.
En el IDH Global del Informe sobre Desarrollo Humano de 2014, las tres dimensiones tienen el mismo coeficiente, los promedios calculados son geométricos y los niveles de desarrollo humano son fijos, a saber: Bajo Desarrollo Humano, inferior a 0,550; Medio Desarrollo Humano, entre 0,550 y 0,699; Alto Desarrollo Humano, entre 0,700 y 0,799; y Muy Alto Desarrollo Humano, superior a 0,800.