O IDHM

O IDHM é obtido pela média geométrica dos três subíndices das dimensões que compõem o índice: longevidade, educação e renda.

Dimensión educación

Acceso al conocimiento

En el IDHM, esta dimensión se mide en función del nivel de escolaridad de la población adulta y del flujo escolar de la población joven.

Componentes de la dimensión educación del IDHM
La dimensión educación del IDHM es una combinación de indicadores de escolaridad de la población adulta y del flujo escolar de la población joven.
¿Qué miden esos indicadores?
La escolaridad de la población adulta se mide de acuerdo con el porcentaje de personas de 18 años o más que hayan cursado la enseñanza primaria completa.

El flujo escolar de la población joven se mide calculando el promedio aritmético (1) del porcentaje de niños de 5 a 6 años que van a la escuela, (2) del porcentaje de jóvenes de 11 a 13 años que se encuentran en los últimos años de la enseñanza primaria regular, (3) del porcentaje de jóvenes de 15 a 17 años que han terminado la enseñanza primaria y (4) del porcentaje de jóvenes de 18 a 20 años que han terminado la enseñanza secundaria.
¿Por qué estos indicadores?
La escolaridad de la población adulta refleja el funcionamiento del sistema educativo en períodos pasados y considera que la población adulta brasileña debe haber terminado al menos la enseñanza primaria.

Los indicadores del flujo escolar de la población joven hacen un seguimiento de la población en edad escolar en cuatro momentos importantes de su formación: la entrada al sistema educativo, el término del primer ciclo de la enseñanza primaria (en este caso, únicamente la enseñanza regular), el término de la enseñanza primaria y el término de la enseñanza secundaria. Los indicadores miden la idoneidad edad-curso de este flujo, suponiendo que los niños, al menos a partir de los 5 años, ya deben estar yendo a la escuela, los niños de 12 años deben encontrarse en los últimos años de la enseñanza primaria, los jóvenes de 16 años tienen que haber terminado la enseñanza primaria y los jóvenes de 19 años tienen que haber terminado la enseñanza secundaria. La ampliación de estos rangos de edad para calcular el indicador se debe a razones estadísticas y de muestreo.
¿Cómo se calculan estos indicadores?
Los indicadores se obtienen a partir de las respuestas proporcionadas en el cuestionario del Censo Demográfico.
Limitaciones
La medición del nivel de educación de la población joven no abarca toda la población en edad escolar y que va a la escuela, sino que capta apenas determinados momentos del paso de la población joven por el sistema educativo. Por lo demás, en el caso del indicador que implica la definición del curso, los “últimos años de la enseñanza primaria” se refieren únicamente a la enseñanza regular.

El indicador también abarca, por razones estadísticas y de muestreo, rangos de edad más amplios que los rangos ideales: 12 años al final de la enseñanza primaria, 16 años al término de la enseñanza primaria y 19 años con la enseñanza secundaria completa.

La medición del nivel de educación de la población adulta se limita a aquellas personas que terminaron la enseñanza primaria y no toma en cuenta a aquellas que pasaron por el sistema educativo sin concluir un ciclo. Asimismo, considera suficiente tener la enseñanza primaria completa, cuando ya se considera básico tener la enseñanza secundaria completa.

Coeficiente de las variables
Escolaridad de la población adulta – coeficiente 1

Flujo escolar de la población joven – coeficiente 2

Comparación y ajustes a partir del IDH Global
Al igual que el IDH Global, la dimensión educación del IDHM comprende un indicador que proporciona información sobre la situación educacional de la población adulta y sobre la población en edad escolar. Sin embargo, se usaron otras variables.

En el caso de la población adulta, en el Censo Demográfico de 2010 no hay información sobre el número promedio de años de estudio de personas de 25 años o más, como se mide en el IDH Global. Por lo tanto, se adaptó la variable usando la proporción de la población de 18 años o más que concluyó la enseñanza primaria.

En el caso de la población joven, la metodología adoptada por el IDH Global a partir de 2010 —los años de escolaridad esperados— evalúa el nivel de retención de las personas en la escuela, independientemente de sus repeticiones, lo que no rige para el caso de Brasil, donde el desafío actual de la educación es más bien la calidad de la enseñanza y la idoneidad del flujo escolar, más que la entrada y permanencia en el sistema. La metodología incluye asimismo la educación superior, que tampoco se aplica al caso brasileño. En el IDH Global, los años de escolaridad esperados consideran la asistencia escolar de la población desde la primaria hasta la educación superior, mientras que el IDHM considera la asistencia de la población que debería asistir a la escuela hasta el nivel básico.

Fuente de los datos
Censo demográfico del IBGE.
Indicadores de apoyo para el análisis de la dimensión educación del IDHM
Además de los cinco indicadores que componen el IDHM Educación, el Atlas presenta otros indicadores que permiten tener una visión más completa y detallada de la situación local de este factor, abordando, según distintos rangos de edad, los siguientes aspectos: analfabetismo, nivel de escolaridad (primaria completa, secundaria completa, superior completa) y asistencia escolar (asistencia bruta y neta y atraso escolar). El Atlas también presenta el indicador de expectativa de años de estudio, consistente en una adaptación metodológica de la métrica usada en el IDH Global pero considerando un período máximo de estudios de 12 años en la educación formal y adaptando estos valores a las repeticiones, es decir, se considera apenas la idoneidad de la asistencia escolar hasta los 18 años. En el caso de un flujo escolar ideal, donde todas las personas ingresan a los 6 años a la enseñanza primaria y no hay casos de repetición o deserción durante todo el ciclo de enseñanza primaria, dicho indicador presentaría un valor de 12 años.
¿Cómo se calcula la dimensión educación del IDHM?
Considerando que los índices de asistencia y de conclusión varían entre un 0 % y un 100 % y que los valores mínimo y máximo elegidos también son 0 % y 100 %, para obtener un índice de 0 a 1 basta dividirlos por 100.

Así, si un lugar tiene:
- el 65 % de la población adulta (de 18 años o más) con enseñanza primaria completa;
- el 85 % de los niños de 5 y 6 años matriculados en una escuela;
- el 80 % de los niños de 11 a 13 años cursando los últimos años de la enseñanza primaria;
- el 70 % de los niños de 15 a 17 con enseñanza primaria completa;
- el 50 % de los jóvenes de 18 a 20 años con la enseñanza secundaria completa; su índice de escolaridad de la población adulta es de 0,650.

En tanto, el índice de flujo escolar de la población joven equivale al promedio aritmético de los subíndices referentes a los cuatro indicadores, con igual coeficiente: (0,850 + 0,800 + 0,700 + 0,500) /4 = 0,712.

Su IDHM Educación es el promedio geométrico de estos dos índices, con un coeficiente 1 para el índice de escolaridad y un coeficiente 2 para el índice de flujo = = 0,691